Viernes, 26 de enero de 2007

Me llamo Francesca y este viaje que os relato lo realic? con mi amiga Alessandra. Decidimos seguir las huellas de San Francisco de Asis, o mejor dicho, quisimos visitar los lugares donde vivi?.

La elecci?n del hotel fue totalmente al azar, entre muchos otros de Asis. Un dos estrellas a casi un kil?metro de la entrada a Asis, llamado Da Angelo. Se encuentra f?cilmente siguiendo los carteles tur?sticos del hotel. No est? mal, en el restaurante se cena muy bien y la ?nica pega ser?a la limpieza del ba?o, aunque para unos d?as puede servir.

Salimos el diez de enero a las seis de la ma?ana, tomando la autopista a Lodi hasta la salida de Valdichiana y siguiendo las indicaciones hasta Perugia por autopista. A continuaci?n, se encuentran las indicaciones para ir hasta Asis. Cinco horas y media y estamos en el hotel.

Realizamos el registro volando y nos vamos a descubrir la ciudad... un ?nico obst?culo: niebla. Pero esto no nos detiene. Recorremos Assisi a pie.

Nuestra primera visita parte desde Porta Nuova, que nos hace asimilar la fantas?a de esta ciudad, toda en estilo medieval. Lo ?nico que nos devuelve a la ?poca son los modernos coches, l?stima.

En seguida llegamos al centro, plaza del ayuntamiento, donde visitamos Il Tempio di Minerva, despu?s, nos detenemos en la oficina de turismo (APT) para coger un mapa, indispensable para recorrer la ciudad. Continuamos nuestra caminata para alcanzar la Bas?lica de San Francisco, tras escaleras, callejones estrechos, fuentes y frescos sobre las fachadas llegamos delante de un precioso pesebre a tama?o natural... se supone que estamos cercanas a la Bas?lica pero con la niebla no ve?amos nada hasta que estuvimos a dos pasos del port?n, que fue cuando pudimos ver la fachada de la iglesia.



Puede comprarse all? la audio gu?a para explicar mejor los frescos y el resto del interior de la Bas?lica. Decidimos no utilizarlo ya que tenemos la gu?a escrita pero la verdad que es una buena opci?n. En el interior no pueden hacerse fotos o filmar, as? que disfrutamos tranquilamente, sin ninguna prisa del interior, admirando las obras de rehabilitaci?n que se realizaron tras el terremoto.

Para entrar en la Bas?lica Inferior hay que salir en un claustro no visitable, lamentablemente. Antes de eso, nos paramos en la librer?a ?C?mo puede uno irse sin comprar la historia de San Francisco?. La Bas?lica Inferior es preciosa, fascinante. Puede incluso visitarse la cripata con la tumba de San Francisco, una emoci?n realmente grande. Saliendo de la iglesia se llega a un patio enorme rodeado de arcos. L?stima que siempre los coches estropean la atm?sfera.

Regresamos al hotel atravesando la ciudad pero esta vez, por la parte inferior. Visitamos as? la Porta San Pietro, la Piazza San Pietro y naturalmente, la iglesia de San Pietro. Llegamos as? hasta San Apollinare, Il Vescovado y Santa Maria Maggiore, todo precioso. Continuamos por San Antonio y finalmente, la Bas?lica de Santa Chiara. Preciosa e imponente, incluso la plaza, que incluso a pesar de la niebla podemos observar casi por completo. Entramos en la iglesia y bajamos a la cripta para ver los restos de la santa y la cruz original de San Damiano que habl? al santo. Muertas de cansancio, llegamos al hotel.

El segundo d?a decidimos llegar hasta el Eremo delle Carceri. Dejamos el coche en el parking de Piazza Matteotti y desde all?, caminamos... ?cuatro kil?metros cuesta arriba!. Nos cuesta lo indecible pero todo se perdona cuando vemos la magnificencia del Eremo.



Es un santuario inmenso donde viven cuatro frailes y tres hermanas clarisas que te acogen y te explican que es el eremo y que es lo que aqu? ven?an a hacer San Francesco y sus frailes. El santuario puede visitarse, precioso. A la salida se encuentra uno en un espl?ndido parque desde donde parten todos los itinerarios a pie que, lamentablemente, no pudimos hacer ya que no llev?bamos el calzado adecuado para el terreno. Meditamos un poco en la capilla reservada a la oraci?n, donde se entra no para realizar visitas tur?sticas sino para rezar.

De mala gana regresamos a Asis y vamos a la b?squeda de la Rocca Maggiore, pasando por la Rocca Minore y atravesando el lugar observamos que muchas familias organizan su pesebre y lo dejan en exposici?n para la gente. Camina que camina llegamos a la Rocca Maggiore pero no pod?a visitarse porque estaban all? trabajando as? que bajamos y decidimos ir de nuevo a ver la Bas?lica, esta vez con luz natural.

Realmente, es otra cosa. Precioso el paisaje que se ve desde la Bas?lica Superior, que panoramas. A la vuelta recorremos mas o menos el mismo camino del d?a anterior pero desvi?ndonos para ir al parking donde se encuentra el coche. Aprovechamos el desv?o para visitar la iglesia de San Rufino y la casa donde ha vivido Santa Clara. De nuevo, exhaustas, regresamos al hotel.

En nuestro ?ltimo d?a decidimos visitar los alrededores de Asis. Llegamos en coche hasta Santa Mar?a de los Angeles, aparcamos y caminando vamos hasta la iglesia del mismo nombre, muy bonita con una plaza que la rodea. Incluso aqu? observamos lo de los pesebres. Visitamos la iglesia, que fue construida en torno a la Porziuncola, n?cleo del primer convento franciscano y la Capella del Transito donde muri? San Francisco el tres de octubre del mil doscientos veintis?is. Llegamos hasta el c?lebre ramo de rosas sin espinas donde hay una bonita estatua del santo.

En coche vamos hasta la iglesia de San Damiano, santuario franciscano donde el santo escuch? la voz de Jes?s y donde dijo el c?lebre ?Cantico delle Creature?. Puede visitarse tambi?n el convento que fund? Santa Clara, la estructura est? todav?a intacta, se puede visitar el claustro, el refectorio y la iglesia. Despu?s de pasear un poco de nuevo regresamos al coche para ir al santuario de Rivotorto, cercano a San Damiano. En este santuario se custodia Il Tugurio di S.Francesco que recuerda la primera comunidad franciscana.

Despu?s de haber visitado estos lugares tan maravillosos no podiamos regresar sin volver a visitar la Bas?lica del Eremo, aunque esta vez lo hicimos en coche ya que nuestras piernas no hubieran soportado de nuevo ir a pie.

Los d?as han pasado volando pero han sido realmente intensos, hemos descubierto much?simos lugares fascinantes y ricos de fe. ?No dud?is en ir!.

- Gracias Francesca por permitirme publicar el relato y enviarme las fotos -

Publicado por Invitado
Viernes, 02 de noviembre de 2007 | 19:17
Me llamo Antonio,vivo en Valladolid,Espa?a.He estado en As?s con toda la familia,pero hace a?os y me gustar?a volver en Enero,igual que Francesca y Alessandra.Tengo una heremana en Roma y una prima en Peruggia y eso me parece que no est? lejos de As?s,pero no tengo coche,?a ver como me las arreglo!.A lo mejor me dan algunas pistas los Hermanos Capuchinos de Ntra. Sra. de la Paz!
GRACIAS.