Viernes, 12 de enero de 2007
Relato envíado por Antonella Petti - Grazie!

Hola a todos, este año hemos decidido pasar la nochevieja en la encantadora Florencia.

Encontramos alojamiento en un Bed & Breakfast en Sesto Fiorentino. En sus orígines Tenuta Lonciano era una casa-poder de los Reverendos monjes de San Salvo, del siglo XIII y rodeada de una propiedad de terrenos de 32 mil metros cuadrados sin edificar, todo vegetación. Se encuentra sobre las colinas florentinas y desde lo alto, domina Florencia. Un auténtico lujo para la vista del visitante.

Tuvimos el placer de conocer a Daniele, atento a cada detalle para hacer de nuestra estancia algo inolvidable, atentísimo con todos los huéspedes. La Tenuta dispone de diversos apartamentos dotados de todo comfort y también de habitaciones con baño por 60 euros. Nosotros preferimos el apartamento ya que así podíamos cocinar. Nos salió por 37,50 euros por persona, desayuno incluido ¡Y que desayuno!. Solamente por las atenciones y detalles, parecía que estuviéramos alojados en un hotel de cuatro estrellas.

Desde allí y tan sólo a algunos kilómetros se llega a la estación de Sesto Fiorentino, parking gratis para el coche y por un euro diez en menos de quince minutos estas en Florencia. Hay trenes tanto por la mañana como por la noche. Ir con el coche es una locura, no lo recomiendo en absoluto, hay que pagar por aparcar, muchas de las calles están limitadas al tráfico y realmente, es una ciudad que se recorre perfectamente a pie. 

Salimos de Roma el 29 y al atardecer ya habíamos dejado nuestras cosas en el B&B y nos fuimos a dar una vuelta a Florencia. Para cenar, un restaurante, I’ Vinaino en Via Palazzuolo, 124/r, (cerrado domingos). Platos típicos toscanos, comiendo y bebiendo bien nos salió por 22 euros por persona ¡recomendable!.

Los dos días siguientes intentamos ver lo máximo posible ya que teníamos poco tiempo para hacerlo. Para visitar museos e iglesias hace falta un poco de paciencia ya que normalmente siempre hay que esperar un rato.

La Cattedrale di Santa Maria del Fiore, corazón de Florencia, proyectada por Arnolfo di Cambio que comenzó sus trabajos en el 1296, Brunelleschi la completó en el 1436 con la elegante cúpula, con frescos en su interior por Vasari y Zuccari. El exterior es precioso, impactante e imponente, el interior algo mas sencillo. Entrada gratuita.



En el lado derecho de la Catedral está el Campanile, proyectado por giotto en el 1334, planta cuadrada revestido de mármoles blancos, verdes y rojos. Lamentablemente no pudimos subir porque había demasiada gente esperando. Frente al Duomo se encuentra el Battistero di San Giovanni, obra de estilo romanico fiorentino, revestido en mármol blanco y verde. El interior de la cúpula está completamente revestido de mosaicos. La entrada cuesta 3 euros. No pudimos ver la fachada de la iglesia de Santa Maria Novella, ya que está en obras. En su interior, maravillosas obras como la Trinità de Masaccio, frescos de Filipino Lippi, el crucifijo de Giotto, el de Brunelleschi y los frescos de Ghirlandaio en la capilla Tornabuoni. La entrada, dos euros y medio.

Junto a la iglesia está la entrada al Museo de Santa Maria Novella donde admirar el espléndido claustro. Entrada 2, 70 euros.

La Basilica di Santa Croce se encuentra en la plaza del mismo nombre. Iniciada en el 1295 sobre un proyecto de Arnolfo di Cambio, recoge innumerables obras de arte, entre ellas, los frescos de Giotto en la capilla Peruzzi y Bardi. Es muy famosa por encontrarse allí los sepulcros de algunos de los más ilustres italianos: El sepulcro de Alfieri, obra de Canova, el de Leonardo Bruni, obra de Rossellino y el de Carlotta Bonaparte, obra de Bartolini.

Junto a la iglesia está el Museo dell'Opera di Santa Croce de gran interés por las obras que custodia: el Crocifisso di Cimabue, la Cappella dei Pazzi proyectada por Filippo Brunelleschi, il Cenacolo di S. Croce. L'Ultima Cena de Taddeo Gaddi con el arbol de la cruz y otras escenas. Entrada 5 euros. Lleva tiempo porque es muy grande.

El Palazzo Vecchio en Piazza della Signoria es el edificio mas importante de la ciudad. Hicimos una visita guiada interesantísima. El guía vestía como si fuese il Vasari y nos mostraba a todos el palacio con sus riquezas internas. La visita se llama Percorsi Segreti (recorridos secretos). Realmente interesante ya que solo así se pueden ver cosas que no están a la vista de cualquiera. Imprescindible el interior con el Salón del Cinquecento, lo Studiolo di Francesco I, il quartiere degli Elementi, la Sala dei Gigli. Nos ha gustado muchísimo esta visita, el palacio es tan impresionante que no sabíamos donde mirar. Entrada 6 euros y 2 de la guía (imprescindible).


En la plaza se encuentra la Loggia della Signoria, que contiene importantes esculturas, como Perseo del Cellini y el Ratto delle Sabine de Giambologna.
Hicimos muchísimas fotos en esta plaza, llena de gente festejante y alegre.

En la estación de Santa Maria Novella, tomamos el autobús n. 13 que nos lleva al Piazzale Michelangelo, una terraza panorámica desde donde se divisa toda Florencia. Allí al lado, visitamos la Basilica di San Miniato al Monte, considerada uno de los mas bellos ejemplos del románico fiorentino. Levantada entre el sg. XI y XIII, conserva obras de gran valor como la cappella del Crocifisso de Michelozzo y la cappella del Cardinale del Portogallo, ambas con decoraciones de Luca della Robbia, y los preciosos frescos de Spinello Aretino referentes a la historia de San Benedetto.

Dimos un paseo por el Ponte Vecchio pero apenas se podía caminar de tanta gente que había, visitamos otras iglesias como Orsanmichele, la chiesa di San Lorenzo lamentablemente estaba cerrada, otra en la otra parte del Arno, la Chiesa di Santo Spirito.

En la zona di San Lorenzo, hay un gran mercado muy famoso en Florencia donde se encuentra de todo, desde comida a ropa, lamentablemente como en muchos grandes mercadillos italianos hay algunos carteristas que aprovechan el gentío... ¡precaución!.

La galleria degli Uffizi no aceptaba más reservas, había tantísima gente que no pudimos siquiera ver el Palazzo Pitti. Nos hubiera gustado festejar el Fin de Año en la plaza porque hacían diferentes actos pero lamentablemente se puso a llover, así que decidimos quedarnos en el Bed & Breakfast. Nos hemos prometido regresar a esta increíble ciudad, cuna del Renacimiento, para ver mucho de lo que nos falta por visitar.
Publicado por Eva_en_Italia @ 1:41  | LUGARES
Parole, parole... (2)  | Enviar
Publicado por Invitado
Domingo, 04 de febrero de 2007 | 12:22
Que recuerdos de mi estancia en Florencia en mi luna de miel en Setiembre.

Saludos.
Edison Burgos
Publicado por Invitado
Martes, 17 de abril de 2007 | 12:16
No podeis dejar de ir...al menos una vez en la vida..y os enamonar?. A mi y a mi chico, nos enamor? tanto que decidimos casarnos all?, y no pudimos tener una boda m?s perfecta. Ahora, Firenze es parte de nuestra vida, y la a?oramos siempre.

Eva