Domingo, 17 de septiembre de 2006

Relato de ANTONELLA PETTI

Este a?o decidimos pasar nuestras vacaciones en la Toscana. Han resultado diez d?as inolvidables conociendo gente amabil?sima y lugares preciosos.

Val d?Orcia es una zona tranquila y encantadora, cuna de numerosas peque?as ciudades repletas de arte y desconocidas para el gran turismo pero no por ello poco importantes y totalmente capaces de satisfacer las expectativas de los visitantes que all? se acercan.

Se encuentra en el coraz?n de terre senesi, un parque natural calificado dentro de la lista de bienes patrimonio de la humanidad. No es un centro hist?rico ni un bien individual sino un conjunto, el Parco della Val d?Orcia, reconocido como ?nico y excepcional en el mundo por su paisaje cultural.

Tiene vistas de postal, de vez en cuando encontr?bamos turistas en medio de la calle que inmortalizan estos paisajes, los cl?sicos cipreses de esta zona, campos de grano y girasoles, casas de piedra que surgen de improviso entre los senderos campestres y, naturalmente, espectaculares vi?edos y olivos.

Dominando estos milagros de la naturaleza, en la cima de las colinas encontramos las ciudades medievales. Val d?Orcia es atravesada completamente por Cassia, mientras los pueblos se unen entre si por calles asfaltadas y bien se?aladas. Pod?is, si quereis, elegir alguna de las calles panor?micas que unen estos pueblos, que ofrecen paisajes y escorzos inolvidables. Distan entre si pocos kil?metros por lo que no es dif?cil visitarlos incluso aquellos que no tienen mucho tiempo.


19 AGOSTO


Partiendo de Roma, mi novio y yo llegamos al alojamiento rural que tomaremos de base para visitar el valle y los alrededores toscanos. Realmente he pasado mucho tiempo buscando el alojamiento adecuado ya que los precios suelen ser car?simos, pero siendo testaruda y con empe?o, finalmente he logrado encontrar aquello que dese?bamos y que recomiendo a ojos cerrados.

El agroturismo se encuentra en el coraz?n del valle en Castiglione d?Orcia. Es un establecimiento familiar gestionado por Lido y Marisa, dos excepcionales personas que siempre estaban dispuestas a satisfacer nuestras solicitudes. El alojamiento dispone de cinco preciosos apartamentos a todo confort, tanto que es dif?cil encontrar disponibilidad ya que hay clientes habituales que reservan de un a?o para otro. Realmente hemos tenido buena suerte por poder encontrar sitio, mejor reservar con antelaci?n para asegurarse disponibilidad.

Cada apartamento tiene jard?n, hay sitio para aparcar el coche y tambi?n, un parque de juegos para ni?os. Finalmente nos ha salido por 23 euros por persona, realmente nada que ver con el resto de alojamientos de la zona.

Dejamos nuestras cosas en el apartamento y vamos a conocer a los otros hu?spedes del lugar.

Seguir leyendo el cap?tulo 2