Lunes, 04 de septiembre de 2006
Relato de Silvia e Marco
Sabado 15 de julio de 2006

Mi novio Marco y yo, Silvia, salimos de Regio Emilia dirección Venecia en ocasión de la Fiesta del Redentore durante la cual podremos ver los fuegos artificiales sobre la laguna.

Habíamos pensado pasar un par de días en esta bonita ciudad y visitando la web de la ciudad decidimos elegir la fecha del 15 y 16 de julio.

Llegamos en el tren de las once por mi culpa ya que me retrasé, deberíamos haber llegado una hora antes. Nos subimos en el vaporetto (cinco euros por persona cada trayecto) para llegar al Hotel Torino cercano a la Piazza San Marco.

La habitación todavía no está preparada así que, dejamos la maleta en el cuarto de equipajes y salimos para comenzar nuestras breves vacaciones.

Muertos de hambre nos metemos en el primer bar que encontramos, muy cerca del hotel donde nos dan el primer “sablazo”, de lo que nos daremos cuenta dando una vuelta que en otros bares, el mismo panino cuesta mucho menos... en fin, paciencia.

Nos encaminamos por Calle Larga XXII Marzo, una calle llena de tiendas muy elegantes y en cinco minutos estamos en Piazza San Marco. Nos ponemos en fila para subir al Campanile (seis euros por persona), la ciudad se ve fenomenal desde allí arriba, no podemos evitar hacer un montón de fotos.

No visitamos el interior de la Basilica di San Marco y del Palazzo Ducale por las largas colas bajo el sol para permitir la entrada. Decidimos disfrutar la ciudad callejeando y paseando entre puestos hasta el Puente Rialto.

Después de un paseo que dura toda la tarde y en el que nos cruzamos toda la ciudad decidimos volver al hotel. Por el camino intentamos reservar un buen restaurante para la cena ya que por ser fiesta seguro que había bastante jaleo.

Bah... olvidaros. Imposible reservar un restaurante en Venecia la noche del Redentore, preguntamos en algunos pero la respuesta, siempre negativa ¡los primeros son los que lo consiguen!... a estas horas nada que hacer.

Llegamos al hotel y en recepción hay un señor distinto del que nos recibió esta mañana, nos acompaña a nuestra habitación que se encuentra en un edificio cercano. Tal y como habíamos visto por internet al hacer la reserva, la habitación es estupenda, totalmente en estilo veneciano con cama con dosel.

Nos relajamos, una ducha fresquita y listos para salir de nuevo a la calle, a la búsqueda de algún sitio para cenar. Entramos en un restaurante en el que no nos hacen ni caso y nos vamos. Justo al lado encontramos el Ristorante Da Celio, que comparado con el resto de restaurantes de la ciudad tiene precios aceptables.

Tomamos dos primeros de pescado, una fritura, una brocheta de langostinos y para beber, coca cola y cerveza. Todo buenísimo. Lo que nos deja lívidos es la cuenta, junto a lo que hemos consumido y el cubierto encontramos que han añadido un 12% de servicio... puede ser que en Reggio Emilia estamos mal acostumbrados pero realmente, creemos que aquí se pasan un poco.

Sobre las doce menos cuarto comienzan los fuegos artificiales que se prolongarán cerca de tres cuartos de hora. La plaza y las callejuelas de la laguna están llenas de personas que seguro no volverán a casa desilusionadas, son los fuegos artificiales más bonitos que jamás he visto. Cansadísimos de todo el día regresamos al hotel.

Domingo 16 de julio de 2006

Nos despertamos con el desayuno en la habitación, ofrecido gratuitamente por el hotel. Dejamos de nuevo la maleta en la recepción para pasar el día recorriendo la ciudad.
Tomamos el vaporetto en dirección Lido di Venecia, ya que no habíamos ido nunca. Una vez que llegamos decidimos alquilar un risciò (especie de bicicleta de varias plazas). Así conseguimos ver una buena parte de Lido en sólo una hora: il lungomare, el Palazzo del Cinema donde se desarrolla el festival y el pequeño embarcadero a donde llegan los actores durante el festival.

Comemos en un bar y de nuevo, subimos al vaporetto para ir a Murano. Al llegar nos dirigimos de inmediato al interior de un edificio donde fabrican el vidrio. Son muy fáciles de encontrar porque están señalados con carteles artesanales y si no, hay gente que espera en la parada del vaporetto para indicar el lugar.

Hace un calor horrible pero es interesantísimo ver como el maestro es capaz en pocos segundos modelar un bloque de vidrio incandescente en cualquier forma que el quiera hacerlo. Una vez que hacen la demostración te llevan a la tienda donde se puede comprar cualquiera de sus productos.

Continuamos nuestro paseo por la isla visitando muchas tiendas que abren también en domingo, así que finalmente no podemos dejar de comprar algo de vidrio sin gastar mucho dinero.

Llega el momento de regresar al hotel. Tenemos que comprar el billete del vaporetto allí dentro ya que no hay taquillas cerca de las paradas ni en Murano ni en Lido. Los billetes normalmente se compran en el “tabaccaio” pero hoy domingo están cerrados. Nos habían dicho que en este caso, comprándolos dentro del vaporetto salían más caros pero la verdad que nosotros pagamos siempre lo mismo, cinco euros. No obstante, recomendamos que si vais en domingo, comprad el billete de ida y vuelta junto y así, os despreocupáis luego.

Visitamos el Puente de los Suspiros y damos una última vuelta por los puestos de la laguna para comprar unos últimos recuerdos. Recuperamos la maleta y de prisa a la estación. El viaje es un poco pesado, tomamos el tren de las 20.00 de milagro, una vez que salimos el tren se detiene una media hora para realizar una conexión lo que nos hace perder la nuestra para Reggio Emilia...

Nuestro romántico fin de semana en Venecia llega a su fin.

Esperamos que este relato pueda resultar útil a todos aquellos que estáis pensando en visitar la ciudad. Recomendamos hacerlo en estas mismas fechas, la festa del Redentore, para hacer todavía más mágica vuestra estancia.

Gracias a Silvia y Marco por permitirme publicar su relato y os recomiendo, sin duda alguna, visitad su web para leer otros relatos de sus viajes.

Silvia e Marco


Publicado por Invitado
Jueves, 26 de octubre de 2006 | 18:02
:p):p):ni):5}:-):-):D:c):r):1):x):x):7]:7]:7]:-]:5):8):i):f):pa):pa)