S?bado, 20 de mayo de 2006

Relato de un breve viaje, fin de semana intenso de emociones hist?ricas y enogastron?micas en la escenograf?a encantadora de estos lugares situados entre el Po y los Apeninos, en el Ducado donde cada cosa cuenta siempre historias de vida extraordinarias: El interior de Parma tras las huellas de Verdi.

Nuestro viaje comienza en Roncole, ciudad natal de Giuseppe Verdi, biograf?a misma de su vida, lugar inspirador de obras de ?pera de todos los tiempos. El pueblo es una peque?a perla a pocos kil?metros de Fidenza. Alberga lugares imprescindibles para los amantes de la ?pera, de la m?sica y de la historia.



La casa natal de Verdi es, adem?s del modesto edificio testigo de la infancia del maestro, un sugestivo lugar lleno de anecdotas de labios de una se?ora que nos acoje amablemente y nos gu?a por las habitaciones cargadas de inter?s hist?rico. A pocos metros, la iglesia de San Michele Arcangelo nos revela el organo utilizado por Verdi para sus primeras sinfonias. Aqu? Verdi fue bautizado y aqu? se conserva el certificado de nacimiento.

El pueblo muestra con orgullo las palabras del maestro justo a la entrada de Roncolo:
"Sono stato, sono e sar? sempre un paesano delle Roncole".



Desde 1901 la casa es monumento nacional, ajustada a su simplicidad, justo como la vida de Verdi. La visita a Busseto nos lleva a sus a?os de ?xito, del Teatro a Casa Barezzi (Museo verdiano) hasta la imprescindible antigua osteria frecuentada por Verdi "Salsamenteria", maestral lugar de sublimes placeres culinarios (culatello y parmigiano reggiano) saboreados escuchando las notas de sus obras maestras, el ambiente es aut?ntico, lleno de fotos de ?poca y signos de la ?pera. Imprescindible visitarlo, recordando reservar anticipadamente.


Verdi vivi? en casa Barezzi, donde intuyeron precozmente el genio del maestro, ense?ando m?sica a la hija de la casa, Margherita Barezzi, que despu?s ser?a su primera mujer. Verdi demostr? siempre infinito afecto y gratitud a Barezzi, como se observa en numerosos escritos. Aqui cada objeto habla del m?sico y sus estrechos lazos con el suegro mecenas, desde el piano en el que compuso ?i due foscari? y toc? ?V? Pensiero? para acompa?ar la muerte de Barezzi , que muri? suspirando ?al me Verdi? (il mio Verdi).

A pocos km de Busseto, Villanova sull?Arda aloja la majestuosa morada de Verdi. La villa es mucho m?s que un simple lugar ya que recoge toda la filosof?a de vida del gran compositor italiano. Del amor por la naturaleza a la uni?n con su tierra, de la pasi?n por las artes a su capacidad de gestionar el patrimonio de Villa Verdi muestra en s? mismo la esencia de Verdi, una autobiograf?a que permanece inmutable en el tiempo.


Entre los objetos m?s representativos, el piano y el retrato juvenil de Giuseppina Strapponi, su segunda mujer. Algo que realmente sembr? nuestra curiosidad fue que de 55 habitaciones que tiene la villa, s?lamente cinco est?n abiertas al p?blico. ?Por qu?? La pol?mica est? servida... descubrimos que la villa, que deber?a ser un monumento nacional visto que sus muros han visto nacer las boras mas c?lebres de todo el mundo, de Aida a Rigoleto hasta Falstaff, es privada... ?privada!.
La gu?a nos explica (despu?s de habernos abandonado una media hora larga porque la visita ha sido interrumpida por una pareja, suponemos importante, que quer?an ver "el lugar -as? ha dicho el misterioso millonario- que Verdi, muerto sin herederos a causa de la muerte prematura de sus dos hijos y Giuseppina, dej? en herencia a Maria Filomena Carrara, la hija del primo del padre de Verdi.

Continuamente la villa ha sido habitada por la familia CARRARA VERDI, incluso dentro de la villa se ve un Regio Decreto del 1930 que consiente de unir al apellido Carrara el de Verdi. Que no se har? para quedarse con un capital de ese g?nero... realmente nos parece demasiado esto!

Los lugares que hemos visitado tienen un gran valor, aunque no individualmente. La riqueza de la visita, lo sugestivo y emocionante de todo esto es ir al descubrimiento no solo del maestro sino del particular?simo periodo hist?rico en que vivi?. Experiencia totalmente recomendada a los amantes de la m?sica cl?sica y por qu? no, tambi?n a aquellos que no lo son.


- Mil gracias a Francesco (Bologna) por permitirme publicar su relato -

Publicado por Eva_en_Italia @ 0:47  | LUGARES
Parole, parole... (0)  | Enviar