Mi?rcoles, 10 de mayo de 2006
Salvaje y acogedora, árida y exuberante. Lampedusa es el lugar ideal para un turismo fuera de los circuitos clásicos, un bonito viaje que te deja recuerdos imborrables y el sabor especial de esta mágica isla.

Lampedusa tiene la preciosa playa “Isola dei Conigli” sin duda la bahía más bonita de toda Italia, ya de lejos es posible ver la sedosa arena blanca y el mar azul como si del caribe se tratase. Uno de los lugares más bellos que jamás he visto.

Algunos consejos para organizar vuestro viaje a la isla:

1) Periodo: Junio o septiembre (mejor evitar julio y agosto, demasiada masificación).

2) Alojamiento: A poder ser en apartamento, para gozar así de mayor libertad para explorar la isla. Son acogedores y la gente de la isla muy hospitalaria. Mejor buscar directamente por Internet y tratar con el propietario, evitando las agencias y con ello, las comisiones.

3) Vuelo: Lo más barato es el vuelo directo desde Forli y otros aeropuertos italianos con windjet.

4) Guías y otros materiales informativos: No he encontrado guías antes de preparar el viaje pero he encontrado muy útil www.isoladilampedusa.it creado por alguien del lugar. Buenos consejos e inteligente manera de vivir la isla.

5) Para comer: Los restaurantes son caros. ¿Qué comer? Naturalmente, pescado. 

Algunas recomendaciones:

TRATTORIA PUGLIESE (zona cala Pisana, cerca al aeropuerto): porciones enormes, parrilladas inmensas, buen precio.
L’ANGOLO DI MARE (justo enfrente del banco de donde salen las barcas para la vuelta a la isla): platos típicos a un precio justo.
LA LAMPARA (un poco más adelante): Servicio alternativo, los propietarios son un poco extraños pero simpáticos. Buenísimos primeros platos y un atún buenísimo ¡hay que probarlo!.
L’ANCORA (pleno centro, transversal via Roma): aqui hemos comido pizza. Precios desorbitados, preferible evitar este sitio.

6) Que comprar: Los productos típicos del lugar, que tratarán compréis de cualquier manera son la papalina, típico sombrero tunecino, que se encuentra de todos los precios y pueden variar de 6 a 20 euros por el mismo modelo, si estáis interesados, mejor dar un par de vueltas antes de comprar. CAPPERI un robo comprar a 25 euro el kilo como os pedirán la mayor parte de los vendedores ambulantes en via Roma, mejor preguntar a quien os alquile el apartamento que seguro sabe indicar donde comprar con mejores precios.



7) Que visitar: Las playas, desde luego. No siempre son fáciles de encontrar ya que los indicadores brillan por su ausencia, pero al mando de vuestro scooter de alquiler llegareis a cualquier parte.

CALA FRANCESE (detrás del aeropuerto): normalmente poco masificada, normalmente transparente aunque con un poco de algas en el fondo.

CALA MALUK: antes de cala Francese, pequeña bahía semi desierta en una zona de preciosas grutas.

PUNTA SOTTILE: no es una playa pero es el punto más al sur de Europa. Merece la pena una visita, grutas y cascadas naturales, vientos fuertes, un paisaje romántico y encantador.

CALA MADONNA: playita demasiado frecuentada. Una vez en semana, normalmente el miércoles, sueltan las tortugas caretta, del centro de recuperación Tortugas de Lampedusa, en el cual trabajan voluntarios del WWF. Espléndido espectáculo, un emocionante recuerdo.

ISOLA DEI CONIGLI: obra maestra de la naturaleza. Os espera un paseito de unos veinte minutos pero desde luego, vale la pena.


CALA PULCINO: Otra playa preciosa, pero todavía más difícil de llegar. Hay por lo menos tres caminos pero os aconsejo el más largo ya que es el más bonito, al pasar por la reserva natural de la isla. Son unos treinta minutos de paseo pero con un sendero fácilmente realizable.

CALA GUITGIA: Playa que frecuentan los turistas y residentes. Dispone de muchos servicios pero realmente, demasiado comercial .

Esto y muchas otras cosas ofrece esta isla rica en color y sabor, emociones y recuerdos. Por la noche no os esperéis más que un paseo por vía Roma y algún que otro local con piano bar, no hay mucho mas que hacer. Antes de la isola dei conigli hay una discoteca pero, o bien cierra en septiembre, o abre sólo los sábados.


-- Gracias a Francesco (Bologna), por permitirme publicar su relato de viaje --