Martes, 14 de febrero de 2006
Sabado 20 de agosto de 2005

Hoy tenemos la excursión en barca, así que nos despertamos tranquilamente a las 9 y desayunamos en un bar en Canneto. Tomamos lo de siempre pero aquí nos cuesta un poco más, 7 euros, aquí la vida es más cara que en la vecina Sicilia, algo inevitable ya que es un lugar turístico.

Vamos a devolver la moto y después, esperamos el comienzo de la excursión. A las 12 salimos con la nave Aliante, hay que decir que el barco es nueva pero hay demasiada gente, así que vamos un poco estrechos y no hay sitio para sentarnos todos, paciencia, nos creamos un rinconcito en el suelo con las toallas. Nos paran varias veces para darnos un baño en lugares preciosos, entre ellos la famosa Cala Junco en Panarea, es preciosa con un mar cristalino. A las dos menos diez llegamos a Panarea. 



Bajamos durante dos horas para hacer una visita. Hoy hace tanto calor que buscamos una playa para ir a tumbarnos pero estan todas demasiado lejos, hace falta caminar demasiado en estas calles empinadas. En Panarea no hay coches, lo único que circula son motocicletas y unos cochecitos eléctricos, similares a esos de los campos de golf, que funcionana como taxi. Es un lugar bonito pero demasiado "in" y exclusivo. Nos paramos en un supermercado y compramos agua, un gatorade y un racimo de uvas por la módica cifra de 10 euros ¡esto es de locos!. De todas formas, es muy bonito, especialmente lo son las casas todas blancas con las ventanas y las puertas azules, tipico estilo eoliano. A las 2 volvemos a la barca y continuamos al islote de Basiluzzo, donde nos damos un baño, de nuevo al barco y hacia Stromboli, donde de nuevo tenemos dos horas de visita.

Enseguida vamos a darnos un baño en estas extraordinarias playas de arena negra, es impresionante bañarse aqui, en este agua, porque no ves el fondo, siendo negro, y a pocos pasos de la orilla es profundísimo ya, una experiencia única. La principal ciudad de esta isla es San Bartolo y en total, en toda la isla, hay un centenar de habitantes. En 1930 una erupción hace que muchos lugareños se vayan de la isla porque se levanta un metro, en aquellos tiempos los habitantes eran 5000, la isla cae en el olvido hasta 1949 cuando se rueda la película Stromboli y todo el mundo se siente atraido de este lugar que hoy en dia, vive del turismo. Antes de volver al barco vamos a comer algo en una arrocería y a las siete estamos de nuevo en la barca.

Nos paramos delante del volcán y nos sirven la cena, que está incluida en el precio de la excursión, hacemos amistad con unos chicos que también estan en el camping y son de Modena, pasamos un rato divertido charlando y riéndonos con ellos. Después, nos posicionamos sobre la Sciara del Fuoco para ver la erupción, en el trayecto nos damos cuenta de que nos siguen dos enormes delfines que juegan con la estela que deja el barco, precioso. Pasamos delante de Strombolicchio que es un islote con pico muy alto y después, nos situamos para ver la erupción pero no vemos mucho, a parte de algun resplandor rojo porque hay nubes justo en la cima, una lástima. Esperamos un poco a ver si las nubes se despejan pero nada, así que el barco se dirige a destino final. Durante todo el viaje de vuelta hablamos con estos chicos y a las 22.30, cuando regresamos al camping, nos vamos con ellos al bar para tomar algo, luego a la playa hasta las 2 de la madrugada, que nos vamos todos a dormir con una gran sonrisa aunque cansados ¡hoy hemos visto preciosos lugares únicos en el mundo!.

Gastos del día:

Desayuno 7 euros
Bebidas 10 euros
Aperitivo 12 euros


Domingo 21 de agosto de 2005

Nos despertamos a las 9 y nos preparamos para ir al bar junto al camping para desayunar, donde siempre gastamos de más por lo que comentamos antes. para el desayuno compramos algo y vamos a alquilar de nuevo el ciclomotor al mismo sitio.
Ayer los chicos de Módena nos aconsejaron ir a reservar el billete de vuelta porque frecuentemente se agotan. Así que vamos a Lipari a la taquilla de Siremar y compramos el billete de vuelta a Milazzo para el día 23 de mañana. Pagamos 48 euros como al venir, ya que elegimos la nave rápida. Damos una vuelta por las calles de Lipari y regresamos a Canneto a la playa junto al camping, hoy queremos estar tranquilos, leemos, dormimos, nos damos un baño y Mont'z sufre la picadura de una medusa. Despues de un rato, visto que no logramos estar quitos un minuto, nos alquilamos un patín y nos vamos mar adentro. Nos bañamos pero hay unas olas horribles, nunca había visto algo así junto a la cosa. Estamos una hora y volvemos.

Volvemos a la tienda, nos duchamos y salimos a cenar. Querríamos ir a Lipari pero apenas nos montamos en la mot, sentimos alguna gota de lluvia asi que para evitar mojarnos vamos a cenar a Canneto, en un restaurante del interior. Comemos dos pizzas y dos cervezas y mientras no para de llover, afortunadamente, cuando acabamos ha parado. A la una nos vamos a dormir.

Gastos del día:

Desayuno y comida 19 euros
Moto 30 euros
Billetes 48 euros
patin 8 euros
Cena 34 euros


Lunes 22 de agosto de 2005

A las nueve nos levantamos y el tiempo no es de lo mejor, hay viento y está un poco nublado.
Para evitar gastar tanto en el desayuno, desayunamos en el camping, por lo menos así recargamos un poco los teléfonos. Hoy también tenemos la moto, hubiéramos querido ir a Vulcano o Salina pero hoy no hay salidas por el mal tiempo así que volvemos a donde los billetes y preguntamos si habrá problemas para irnos mañana, pero nos aseguran que podrá salir.

En Lipari ponemos gasolina y vamos al belvedere de Quattropani para comprar algunos productos típicos (alcaparras, tomates secos y paté de pimienta). Ya que no se puede ir a la playa decidimos visitar el castillo de Lipari, está en un lugar precioso sobre el mar, después de esto damos una vuelta por los callejones del lugar y descubrimos lugares increbles. Volvemos al camping para comenzar a recoger las cosas, ya que las vacaciones están terminando, lavamos la tienda ya que al estar veinte días en contacto con todo tipo de terreno, está sucísima...

Cargamos las cosas en el coche, pagamos el camping que aquí debe hacerse la noche anterior (gastamos 120 euros por cinco noches, nada mal ya que el lugar está muy bien) y nos preparamos para ir a cenar. Esta noche intentamos ir a Lipari ya que es la última noche. Habíamos reservado en un restaurante que ya habíamos visto, se llama Trattoria il Vicolo, porque está en una preciosa calle estrecha. A las 20.30 ya estamos allí. Pocos minutos despues empieza a llover, comemos tranquilamente
y hacemos amistad con los vecinos de mesa, dos toscanos y dos napolitanos. Hemos pasado una velada placentera y comido muy bien, el precio ha sido 84 euros, demasiado pero bueno, una cosa compensa la otra.

Cuando deja de llover nos levantamos y nos vamos a la moto, pero en dos segundos comienza de nuevo. Esperamos a ver si para un poco y nos vamos al camping, llegamos empapados. Después de secarnos, nos dormimos a la una.


Gastos del día:

Desayuno 5 euros
Moto y gasolina 35 euros
Camping 120 euros
Cena 84 euros