Lunes, 30 de enero de 2006


Miércoles, 10 de agosto de 2005

Hoy nos levantamos a las 7.30 porque tenemos largo camino para llegar a Piazza Armerina, en el interior.
Saliendo del camping, tomamos la SS115 hacia Ragusa, desayunamos Cannoli y Granita, ¡Buena desayuno!. Ponemos gasolina (45 euros) y continuamos, atravesamos Gela que es realmente un lugar terrorífico!

Sin problemas llegamos a Piazza Armerina, aparcamos frente a la oficina de información turística y entramos para pedir algo de información. Es mediodía, no tenemos hambre porque los desayunos sicilianos son muy sustanciosos, así que subimos de nuevo al coche y vamos rápido a visitar la Villa Romana del Casale. Como siempre aparcamos el coche y pagamos 2.00 € por el parking. La entrada cuesta 6 euros, 3 euros la entrada con descuento.

Comenzamos la visita enseguida, con el sol en lo más alto, hace un calor horrible aunque ya estamos acostumbrados. La belleza de este sitio son los mosaicos del pavimento en el interior de los restos de la villa, hay muchos en buenas condiciones, otros un poco más deteriorados pero es asombroso, ¡increible!. 



Leemos en la guía que no hace muchos años que ha sido descubierto y que, probablemente, era de propiedad de un militar cercano a la corte imperial. La villa era un centro de belleza con sauna, gimnasio y residencia. Para conservar los mosaicos han hecho caminos, de forma que la gente los pueda admirar por completo y se han recubierto, a modo invernadero, con unos paneles de plástico para evitar ser dañados por la lluvia. Aunque la temperatura dentro es altísima, el espectáculo es digno de ver.

Salimos y nos paramos en el self-service que hay en el exterior. No comemos demasiado bien pero al menos, está sombreado y se está bien, después del calor del "invernadero". Trás el descanso, volvemos al coche y regresamos a Piazza Armerina para visitar este espléndido lugar. Vamos a la Piazza della Cattedrale y esperamos a que abran. Para entretenernos y pasar el tiempo, miramos el paisaje y encontramos dos chicos de Milan que conocemos, también ellos estan haciendo la vuelta a la isla pero en Bed and Breakfast, como van en nuestra dirección, quedamos para cenar en la próxima etapa, inconcebible lo que pequeño que es el mundo!.

Mientras, han abierto la Catedral y la visitamos juntos, es muy particular ya que el revoque es blanco y azul, jamás había entrado a una iglesia tan luminosa!. Salimos y ellos van a visitar la Villa mientras que nosotros nos adentramos por las calles, que como en toda Sicilia, tienen iglesias en cada esquina.

Tomamos una granizada de almendras a ver si nos refrescamos un poco porque el calor es excesivo. No tenemos tiempo que perder, nos queda más de la mitad de lo programado por ver. Regresamos a Agrigento y entramos al Valle dei Templi. A las 18.30 llegamos al sitio archeológico más importante de la isla, la entrada, como en todos los sitios importantes cuesta 6 euros, 3 euros la entrada con descuento y 1 euro el mapa.

Entramos enseguida y visitamos la primera parte, el Tempio di Giove, el Tempio della Concordia que está extraordinariamente intacto, lástima los andamios para la restructuración no permiten una foto como quisiéramos, y finalmente, el Tempio di Giunone, un poco peor conservado pero espléndido igualmente. Queríamos visitar los templos a esta hora porque había leído que el atardecer daba un toque particular al momento, de hecho, nos quedamos con la boca abierta cuando, al caer la tarde, se iluminaron todos. Seguramente inolvidable y para no perder en una visita a Sicilia. Al irnos vemos siete parejas de novios con fotógrafo para las fotos de boda, ¡encantador!.

Finalmente, regresamos al camping a las 21.30. Todavía tenemos que cenar, lavar platos de ayer, ducharnos y lo peor, comenzar a recoger porque mañana nos vamos!. Encima vienen nuestros vecinos a invitarnos a beber y pasar un tiempo juntos ya que nos vamos mañana. ¡Socorro! Pero somos los mejores y organizadísimos, mientras yo lavo los platos, el Mont'z comienza a desmontar todo. Despues nos tomamos una pizza, nos duchamos y al fin, pasamos un poco de tiempo con los romanos que nos hacen beber como locos!.

Hoy ha sido un día interminable que nos ha aportado intensas emociones, nos ha dado tiempo a hacer todo y a la una vamos a dormir cansadísimos ¡y encima bebidos!.


Gastos del día:

Gasolina 45.00 euros.
Comidas 32.00 euros.
Entradas 19.00 euros
Parking 5.50 euros.