Lunes, 09 de enero de 2006
Hace unos d?as me regalaron una edici?n de la Notas de Cocina de Leonardo da Vinci. Es un libro muy curioso que pone de manifiesto los gustos y las preferencias de Leonardo en materia culinaria a trav?s de una serie de recetas, anotaciones, a veces un simple apunte y que, adem?s, da much?simos datos para conocer la gastronom?a italiana de la ?poca.

Parece que Leonardo, a pesar de sus inclinaciones art?sticas e intelectuales y a pesar incluso de ser pr?cticamente vegetariano se vio siempre atraido por la gastronom?a. De hecho, a?n en su etapa florentina parece que incluso llego a querer gestionar una casa de comidas, proyecto en el que, seg?n algunos autores, pudo llegar a contar con la colaboraci?n de otros intelectuales y artistas de la ciudad, aunque finalmente parece que la idea no prosper?.

Ya en Mil?n, en su estapa al servicio de los Sforza realiz? una serie de experimentos para tratar de modernizar la cocina cortesana, muy vinculada todav?a a la tradici?n medieval. De este modo intento, aunque con un ?xito relativo, hacer de las verduras y hortalizas la base fundamental de los banquetes, al mismo tiempo que se preocupaba por ir refinando los h?bitos y costumbres de los comensales. As?, por ejemplo, trabaj? en el dise?o de lo que luego conocer?amos como servilletas, que propuso como sustituto a la costumbre de atar un conejo vivo a la pata de la silla de cada comensal para que pudiesen limpiarse las manos grasientas en el lomo del animal. De la misma manera dedic? bastante tiempo a las reflexiones sobre el uso de los cubiertos (no demasiado extendido) y a sus ventajas higi?nicas e incluso sanitarias. Otro de los temas en los que trabaj?, combinando su curiosidad cient?fica con su afici?n gastron?mica, fue el de la conservaci?n de los alimentos o el de su concentraci?n para hacerlos m?s ligeros y f?ciles de transportar, adelant?ndose en siglos a nuestros concentrados de carne, cubitos de caldo, verduras deshidratadas, etc.

Por otra parte, a partir de sus notas de cocina podemos conocer algunos de sus gustos culinarios, como su aversi?n hacia la polenta, que sin embargo aparece con enorme frecuencia en su recetario, o su gusto por el empleo de miel y especias en la preparaci?n de guisos y carnes.
Publicado por Eva_en_Italia
Lunes, 09 de enero de 2006 | 12:34
Ya le? en tu blog que te hab?an regalado varios libros en estos d?as, este parece muy interesante, la verdad. Ya nos ir?s contando algo m?s...
Publicado por Blancarte
Martes, 10 de enero de 2006 | 10:05
Es maravilloso, le regal? ese libro a mi t?o que es un gran cocinero y dibujante tambi?n. Tambi?n le regal? un marcap?ginas con 1 grabado de Leonardo, le gusta mucho.
Tambi?n es ideal que lo tenga un cocinillas como t?.;)
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 19 de julio de 2006 | 0:37
?At?nito estoy! Desde hace algunos a?os vengo observando que la inmens?sima mayor?a de las p?ginas (am?n de otros medios) que hacen referencia a las "Notas de Cocina de Leonardo Da Vinci" dan por cierta la autenticidad de tal libro. ?Dios mio! ?Hasta donde llega la ignorancia si hasta afamados cocineros admiten tal cosa a pesar de la sarta de disparates que contiene dicho libro!. Cualquiera que minimamente se haya interesado por la obra y vida de Leonardo es capaz de identificar los artilugios(supuestamente ?tiles de cocina en vez de ingenios civiles y sobre todo militares) que figuran en los grabados que acompa?an dicho libro: Leonardo se refiere a muchos de ellos en la FAMOSISIMA carta que dirigiera a Ludovico Sforza y por supuesto figuran en los codices conocidos (Windsor, Atlantico, Madrid, Paris,...)y no en ning?n inexistente Codex Romanoff. ?Ya os vale! ?Permitidme que me descojone!
Publicado por gourmetdeprovincias
Mi?rcoles, 19 de julio de 2006 | 20:27
Hola:

Respecto al ?ltimo comentario solo quiero hacer un par de apuntes. Evidentemente, cualquiera que conozca un poco la obra de Leonardo (no hace falta ser un experto) se dar? cuenta de que las ilustraciones no se corresponden con los pies de foto que aparecen en esa edici?n, a mi modo de ver "humor?sticos" (aunque es verdad que esto no se advierte expl?citamente).

Desconozco si existe el mencionado c?dice o no, poer lo que si es verdad es que Leonardo dejo abundantes notas sueltas de cocina en diversas fuentes conocidas desde hace d?cadas. Me imagino que esta edici?n las recoge y les da una cierta forma unitaria, aunque, como dices, falsear la historia no sea la mejor opci?n.