Domingo, 18 de marzo de 2012

Hace unos días estuve visitando Da Vinci, el genio. Lleva en Madrid desde el pasado dos de diciembre pero hasta ahora no había podido ir, los que queráis asistir, tenéis tiempo hasta el próximo dos de mayo de 2012.

Se encuentra en el centro de exposiciones Arte Canal (Paseo de la Castellana 214, Madrid) y puede visitarse todos los días desde las 10 de la mañana hasta las 19.20 de la tarde, hora en que permiten el último acceso a la sala. Hay diferentes precios, la entrada general con acceso a la exposición y al cine 3D cuesta 6 euros pero hay algunos descuentos para desempleados y estudiantes. Los desempleados entran gratis presentando la tarjeta del paro y los estudiantes, con la debida acreditación, pueden entrar por 2 euros. Una vez dentro, venden audioguías por 3.50 €, aunque todo va muy bien explicado en cada instrumento.

Leonardo Da VinciYo visité la exposición y también la película en 3D “Leonardo da Vinci. La mirada del genio”, aunque me hubiera pensado si pagar por ver esta última merece la pena. No es que esté mal, pero varía el precio de la entrada y creo que no compensa.

"La película en 3D "Leonardo da Vinci. La mirada del genio", creada expresamente para esta exposición de Canal de Isabel II, permite al espectador introducirse en la fascinante forma de observar e interpretar el mundo del artista. Un acercamiento a su mirada, su pensamiento, sus inquietudes y los lugares donde vivió".

Una vez que has visto la película, que no dura demasiado, pasas a la exposición. En la primera zona se encuentran más de sesenta réplicas de todos los instrumentos que el genio inventó e incluso algunas que no llegó a desarrollar pero se hicieron posteriormente. Han sido construidas por artesanos italianos bajo la dirección de Modesto Veccia, un importante investigador y estudioso de los códices de Da Vinci. Algunas pueden tocarse para comprobar su funcionamiento, aunque son las menos y sería un punto a favor que pudiera hacerse en la gran mayoría. Increible todo lo que pudo idear Da Vinci en tan poco tiempo y con esos medios: hidráulica y máquinas acuáticas, ingeniería militar, máquinas civiles, instrumentos de vuelo, música, medición del tiempo, óptica, principios mecánicos, anatomía... espectacular.

Y llegamos a la Gioconda. Se muestra un estudio de la obra con el trabajo de Pascal Cotte, inventor de la primera cámara multiespectral, que permite obtener fotografías de gran definición y detalle que nunca podríamos observar nosotros mismos. Están expuestas las fotografías a gran tamaño de cada parte del cuadro, incluso una réplica del original que nos permite observar la parte trasera del lienzo. Los 25 grandes secretos de la obra quedan revelados con gran detalle y precisión. Una de las cosas que más me gustó de la exposición fue esto.

La zona dedicada al hombre de Vitruvio y los códices también es muy interesante. Olvidaba indicar que antes de pasar a la Mona Lisa, hay una proyección dedicada a la vida de Leonardo, que no ví completa pero creo que es interesante. También una zona dedicada a talleres para niños, pero tienen que alcanzar un número mínimo y en el rato que estuve allí no pudo celebrarse ninguno por falta de niños.

Llegamos a la Última Cena. Desde el mes de febrero está expuesta una copia perteneciente a la Royal Academy of Arts de Londres realizada por Giampietrino, discípulo de Leonardo. También hay una proyección de más de ocho metros con una animación que explica el proceso desde que Leonardo comenzara a pintar el mural en el convento dominico de Santa María delle Grazie hasta que poco tiempo después de su finalización comenzara a deteriorarse. La parte negativa, que algunas señoras habían tomado la zona como área de descanso y no había manera de escuchar nada con su conversación, por lo demás, interesante. 

A continuación, la zona dedicada al estudio de Leonardo y algunos cuadros de los discípulos italianos de Da Vinci. Casi ya en la salida, tres juegos interactivos sobre lo aprendido en la exposición. De camino a la salida hay que pasar por la tienda de forma obligada, donde pueden adquirirse todo tipo de objetos relacionados con la exposición. Hay algunos recuerdos interesantes para adquirir, aunque no compré nada. Y al fondo, la zona gastronómica que estaba completamente vacía y que no visité, pero por lo que leí antes corre a cargo de Sergi Arola, con cinco creaciones inspiradas en Da Vinci:

"Estas creaciones gastronómicas permitirán a los visitantes acercarse a sabores y productos típicos italianos, como en el caso de la “coca” — característica de la región del Veneto—, que sirve de base en la denominada Sfumato, o un carpaccio de setas porcini con queso parmesano en el plato Italia, o incluso acercarse al pensamiento e inquietudes de Da Vinci, gracias a sus creaciones de Alquimia, Misterio y Geometría queson las tres que cierran una carta que seguro sorprenderá."

Para más información, la web: www.davincielgenio.es



Publicado por Eva_en_Italia @ 10:16
Parole, parole... (0)  | Enviar